domingo, 12 de junio de 2011

El ídolo mudo

Aseguran que subió gateando del cielo a la tierra. Tuvo que aprender la distancia, conocer el tiempo, descubrir la permanencia de los objetos y las personas. Cuando iba a empezar a pronunciar su primer discurso, a un viento-que-juega se le escabulló una ráfaga que llevó sojuzgadas sus palabras-vírgenes hacia un abismo allende el mar. En cada amanecer lo colocan con la boca abierta, de cara al viento, esperando el retorno de ráfaga-prófuga con las palabras en cautiverio. En el ínterin llora, ríe y bosteza. Todavía le acomodan un babero cuando le tributan con suaves manjares.

4 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

Hay muchos ídolos mudos, que tienen boca pero no hablan...mientras otros dan su vida cada día en silencio,...pero a esos nadie les tributa manjares...
Feliz semana!

Yuan dijo...

Así es, Paloma. Espero que algún día seamos todos manjareados.
Abrazo de Pentecostés.

ac181 dijo...

Annque atrasado pero llega! un saludo por pentecostes!
que el señor te siga bendiciendo,, y el esp. Santo iluminando con esta creatividad y humor que has recibido! ;)

Yuan dijo...

Gracias!
Igualmente.
Dios es humor y nos visitó en Pente-cortés!
Abrazo.