domingo, 3 de mayo de 2009

Objeto de admiración

El artista recibía cientos de cartas de elogio. Gustaba de cargar sus propias obras para presentarlas al público y, toda vez que mostraba una nueva escultura, se escuchaban los aplausos de la multitud. En esta ocasión talló una gigantesca maternidad en un tronco de madera delicada y frágil. Con su última obra en los brazos, salió a la calle. Los aplausos se oyeron de inmediato. Levantó una mano para saludar y recibir los aplausos. La escultura se cayó, despedazándose: un brazo rodó por allá, un dedo por ahí y una nariz por acá. Los aplausos cesaron de inmediato: eran para la obra, no para su autor.


Título del próximo cuento: DISTORSIONES
Se posteará: domingo 10 de mayo

4 comentarios:

Poetas Anónimos dijo...

Hola!!!Te invito a participar de un nuevo espacio, seria un gusto tenerte entre los usuarios y/o entre los comentaristas,
intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESIAS, CUENTOS, Reflexión, ETC).
la direccion es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero tu respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

P.D:Si te gusto la idea puedes invitar a mas escritores a sumarse, Gracias nuevamente.


Poetas Anónimos

Yuan dijo...

Gracias Poetas Anónimos por la invitación.
Qué bueno que existan estas comunidades de escritores.
Te responderé.
Slds

Laura E. dijo...

Así nos tiramos los seres humanos... suicidio hasta romper la obra maravillosa del Creador y entonces ahí el mundo hace silencio... y el Padre crea una vez mas :)

Chino... guao! te requiero!

Yuan dijo...

Laura:
Me encanta tus maneras de interpretar estos relatos!
Te reabrazo!