domingo, 31 de enero de 2010

Su manera de decirnos: «¡Hola!»

En el fondo del mar
hay un hospital psiquiátrico
en donde se encierra a las olas.
Cada cierto tiempo,
el guardián marino las deja libres,
pero sólo por unos segundos,
para que tomen aire.
Por eso vemos
que aparecen y desaparecen olas
en cuestión de instantes.
Y en ese brevísimo tiempo,
las olas exteriorizan
su demencia incontenible:
están locas de alegría.
A veces provocan daños
en ese estallido de gozo,
pero no lo hacen porque sean malas:
son las consecuencias
de sus travesuras descontroladas.


Título del próximo cuento: GENOCIDIO
Se posteará: domingo 7 de febrero

13 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

Vaya...no se me había ocurrido que fuera por eso...pero si, ja,ja, están un poco locas. ¿Será por eso que de niños disfrutamos tanto en la playa saltándolas? De mayores perdemos sensibilidad para interpretar sus saludos...
Besos Yuan, feliz semana.
Paloma.

Yuan dijo...

Hola Paloma:
El sentido lúdico se nos va fosilizando cuando nos vamos haciendo adultos (¿"adulterando"?). Esta sociedad quiere desarrollarnos tantos sentidos pero descuida este.
Abrazos y nos seguimos leyendo!

Deivi E. dijo...

Me imaginé el Tsunami, y pensé que, quizás por locas, pasa lo que pasa. Un abrazo.

Yuan dijo...

Hola Deivi:
Parece que cuando la locura es fuerte, no se contiene, entonces estalla.
Abrazo!

Brenda dijo...

por fin lo entendi!!! ya que las olas siempre me llevan y me encuentro en una orilla casi muerta... menos mal que no sean malas.

me encanto!!

Yuan dijo...

Brenda:
Las olas sólo están locas, como tú.
:P
Abrazo!

Nork dijo...

Que portento de imaginación, precioso..
del todo creible..
me ha encantado!

un muxu

Yuan dijo...

Hola Nork:
Me gusta que digas que es creible y no que digas que es increible.
Un muxu.

Nork dijo...

Es del todo creíble Yuan.
siempre he creído en la vida de todo
y me apasiona cuando alguien me muestra con su imaginación lo que quizás hasta ese momento nunca imaginé.

Muchas gracias,
desde Bilbao y con mucho Amor.

Yuan dijo...

Nork:
Nos seguimos leyendo. Había pensado en descontinuar este blog, pero me he dado cuenta de que aún hay personas que lo leen.
Reconsideraré.
Abrazo con vida!

Lau dijo...

Que bonito eso de las olas traviesas. Hacen dañopero no es su intención. ¡muy bien!

Lau dijo...

Pensando un poco más. Asi somo nosotros pero solo a veces.

Yuan dijo...

Hola Lau:
Todos tenemos algo de traviesos. Y si no, habría que recuperar algo de travesura.
Abrazo!