domingo, 19 de diciembre de 2010

¿De qué color es el viento?

Como en años anteriores, para la temporada navideña, posteo cuentos infantiles. Espero que los disfrutemos también los adultos aspirantes a ser más niños.


Niño: ¿De que color es el viento?

Papá: El viento tiene un amplio ropero, y dependiendo de la época del año entresaca de ahí todo su ajuar. En primavera, el viento arroja flores; entonces se viste con seda multicolor. En verano, el viento lleva la luz del Sol; entonces porta una vestimenta solar que cambia durante el día con el correr de las horas. En otoño, el viento transporta hojas juguetonas; entonces sale ataviado con trajes de matices amarillentos, anaranjados, rojizos y marrones. En invierno, el viento juega con la nieve; entonces luce atuendo blanco.

Niño: ¿De qué sabor es el silencio?

Papá: Depende de si el silencio es mudo o está lleno de palabras calladas. Si el silencio es cómplice de la mentira, por ocultar la verdad, entonces es amargo. Pero si es el silencio que existe cuando tu mamá y tu papá se miran expresando ternura, entonces es dulce, muy dulce.

Niño: ¿De qué color es el amor?

Papá: Aunque todos piensan que el amor siempre es rojo por los corazones enamorados, si proteges la tierra y la cuidas con cariño, entonces el amor es verde. Pero desde que Dios se encarnó haciéndose hombre, el amor tiene todos los colores de la humanidad.

Niño: ¡Creo que el amor tiene el olor de mamá!



¿A qué sabe tu papá?
¿Cuál es el sabor de tu helado favorito?
¿De qué color es la piel de Dios?
Colorea el viento.
Pide a tu mamá que estampe un beso aquí, para olerlo.

8 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

Una buena idea estos cuentos infantiles...que no lo son tanto. Al menos a mí me sugieren que se puede mirar la vida con mucha mayor simplicidad.
Abrazos Yuan!!!

Paris dijo...

Me encanta esta entrada, es muy original :)

Yuan dijo...

Mi querida Paloma:
Si los seres humanos fuéramos más sencillos, seríamos más humanos... ¿no?
Feliz Navidad para ti, que la Vida te sorprenda más!

Paris:
Me encanta el blog de ustedes. Por cierto, me llamó la atención la imagen de Times Square como foto de su perfil. ¿Paris y Helena en Manhattan? :)
Saludos!

cinthya rios dijo...

que bonito relato,hasta se me enchinó la piel,nos habla de abrir nuestros sentidos para percibir y sentir mejor las cosas,porque a veces estamos tan ocupados en nosotros mismos y en nuestros afanes que no admiramos lo mas sencillo que hay alrededor nuestro como es el ver a una pareja que no se dice nada y se dice todo con solo mirarse con amor,eso es bellisimo,preguntarse de que color o sabor son nuestros mas intimos pensamientos y ver en el azul del cielo la obra maravillosa de DIOS

que te la pases muy bonito con tud seres queridos en esta NAVIDAD y AÑO NUEVO 2011

desde mi rinconcito veracruzano
cinthya :)

Yuan dijo...

Cinthya:
Felicidades para ti en estos días y siempre!

cinthya rios dijo...

gracias e igualmente para tí :)
salu2
cinthya

Juan Vásquez dijo...

Concuerdo con los comentarios, están bonitos. Me hicieron acordar de Jairo Anibal Niño.

Yuan dijo...

Juan:
Me haces sonrojar, mencionándome a Jairo Aníbal Niño. Definitivamente tengo muchas influencias suyas: es uno de mis autores favoritos. He devorado sus libros con hambre.
Abrazo.