domingo, 7 de noviembre de 2010

Pantofobia

Yo soy el miedo. Todos en el pueblo me tenían. Yo no. Mi único miedo era tener miedo de tener miedo. Con lo que me convertí en el más funesto de todos: temía tenerme… y temerme.

12 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

Es terrorifico estar aterrorizado cuando tu mismo eres un terror.
Ja ja. Yuan, me encanta tu fino humor y tu capacidad de sintesis. No podías haberlo concentrado mejor.
Abrazos!!!

Yuan dijo...

Querida Paloma:
Es cierto: qué pena cuando alguien teme tenerse a sí mismo.
Creo que es saludable tratar a la vida con humor... y hasta reírse de uno mismo.
Te mando un abrazote grande!

cinthya rios dijo...

es triste cuando uno mismo en vez de ser bendicion para los demas nos volvemos maldicion y si luego le agregamos que tenemos miedo de nosotros mismos pues creo que nuestra vida es miseria absoluta,tristemente hay personas así,que acaban solas y que no se aguantan ni ellos mismos :(
salu2
cinthya :)

Yuan dijo...

Cinthya:
Gracias por pasar siempre por este rincón!

Deivi a.k.a El Escribidor dijo...

¿Un miedo con nombre propio?

Juan Vásquez dijo...

Me gustó mucho mucho. me sobraron las palabras después de los dos puntos, igual me gustó!

Yuan dijo...

Deivi:
Un miedo con nombre propio... ¿un miedo que nos define?
Ya sabes: voy pa Barranquilla. Ojalá podamos vernos!

Yuan dijo...

Juan:
Gracias por detenerte acá. Aprendo con tus comentarios.
Saludos!

Juan Vásquez dijo...

Yuan, cuando decís eso de aprender me haces avergonzar (no es falsa modestia es exceso de vergüenza en mí)

Deivi a.k.a El Escribidor dijo...

¿Cuándo vienes?

Paris dijo...

Es magnífico el juego que estableces entre las aliteraciones. Te felicito ;)

Yuan dijo...

Gracias, Paris.
¿Aliteración tiene que ver alteración?
:p
Saludos!