domingo, 18 de abril de 2010

Pensamientos presentidos

«Piensa primero para parlar porque palabra poco pensada porta pena».
Proyectaba predicar mi pasión por su perfil. Plan precisaba pulcritud de palabras. ¿Panegírico de su porte, preámbulo del paraíso? ¿Pasmosa parrafada con portentosa paciencia? ¿Pláceme y parabienes por su parnaso? ¿Presenciar pacto de promesa? ¿Presumir perla de pedida? ¡Perfecta previsión! ¿Podría princesa podarme su pachorra? (Pretéritas pericias perecieron en la pobreza). Pisadas presurosas percibí en la plaza. ¡Precisamente mi primor! ¡Presiento protuberancias pronunciadas! Prisa y pánico pretendían perderme el premio. Preparé parlamento propio de un prócer. Más pudo mi pérfida poquedad: cual parodia pusilánime, proferí con permanente pena: «Precioso pelo».
Prescindió de mi presencia.

5 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

ja,ja,ja. Magnifico final Yuan. Desde luego hay que pensar entes de hablar o puedes cosechar la pena...como en este caso...
Probablemente la pérfida princesa se perdió la plática perfecta de tus...¡piropos!
Besos...¿o tal vez debería decir Pesos?ja,ja.
Eres un artista.

Deivi E. dijo...

¿Pero puede pasar padecer pesadez?

Yuan dijo...

Con tinta violeta:
Poseía el pensamiento presentido de que por pocas personas que probarían este post, Paloma sería la primera en pensar parafrasearlo con precisión. Pago con palmoteo tu piropo. Paz pascual para tu parentela!

Deivi:
Pesar padecimiento y padecer pesadez... son de proles parecidos?
Te paso un paquete de plácemes por tu pivote.

Anonima Mente dijo...

presiento palabras presas de primera!

Yuan dijo...

Anónima mente:
Para mí es un pundonor percibirte por estos predios. Prosigamos participando de post-post.