domingo, 11 de enero de 2009

Terminado el tiempo de Navidad con los “cuentos infantiles”, volvemos a los cuentos “para adultos”. Sólo espero nunca dejar de ser “niño”. Empezamos con un microrrelato, dedicado a los niños de Gaza, de Irak y de tantos otros lugares en donde decir “jugar a la guerra” es un zapatazo insultante.

4 comentarios:

Ely Cervantes dijo...

anciosa de seguir leyendo tus cuentos :) tengo tambien algunos cuentos para ti ^^ que yo misma escribi. Yo me las ingeniare para mandartelos xD
y nunca... NUNCA dejamos de ser niños, por que el ser niño te dota de una pureza y felicidad tan infinita, que no puedes darte el lujo de perderla ;)
Un beso
Ely Cervantes

Yuan dijo...

Espero con ansias que me envíes los cuentos que escribiste. Escribir cuentos es una manera de continuar creando en la imaginación lo que Dios empezó en la eternidad.
Si quieres me puedes escribir a
bussoxto@yahoo.com
Besos.

Apologética dijo...

:)

Yuan dijo...

:O)